Buscador de Remedios Naturales

Cómo limpiar el higado graso de manera natural

 El hígado grasoesteatosis hepática, es una afección mucho más frecuente de lo que creemos. Te vamos a contar en primer lugar los síntomas más frecuentes para detectarlo y a continuación, vamos a darte algunas soluciones o remedios naturales para en primer lugar hacer una limpieza que te ayude a disminuir la inflamación y, en el mejor de los casos recuperar la salud de éste importantísimo organo vital.

Limpiar el Hígado Graso de Manera Natural con estas 5 plantas como el Diente de León


¿Qué es la esteatosis hepática?


Bueno, ya sabemos que la terminología médica para los que no somos expertos en la materia es muchas veces difícil de entender. Esta palabreja, no significa otra cosa que "tener el hígado inflamado por la acumulación de sustancias "tóxicas", normalmente triglicéridos. Éstos acompañan a las grasas y se van acumulando hasta que producen la inflamación del órgano.


Los Síntomas del Hígado Graso: Molestias en la parte derecha del abdomen.

Sintomas del higado graso

Conviene estar atentos, pues ya sabemos que hígado no hay más que uno y "no hay repuestos". Es importante detectar algunos síntomas y sobre todo cuidar la alimentación de manera preventiva e incluso de vez en cuando hacer una dieta especial durante algunos días para desintoxicarlo.

 El 30% de las personas que padecen esta dolencia, no presentan síntomas hasta que ya es necesaria una actuación médica, por eso, vamos a intentar que aprendas a detectarlo en sus primeras fases ya que (y no es por asustar) puede derivar en cosas mucho más serias que podemos evitar.

 Normalmente, podemos detectarlo por unas molestias en la parte derecha del abdomen que, sin llegar a poder calificarlas de dolor, si resultan evidentes para quién lo padece. Éste es el momento de actuar e intentar una limpieza y fortalecimiento natural.

Otras dolencias hepáticas


No todos están de acuerdo con el aspecto viral de la hepatitis, especialmente la hepatitis C, pero todos están de acuerdo en que la inflamación es el problema. La cirrosis del hígado suele deberse a un consumo excesivo de alcohol. Pero el último gran aumento en la enfermedad hepática proviene de la enfermedad del hígado graso no alcohólico.

La medicina convencional es rápida para saltar en intervenciones serias, como los trasplantes de hígado, si perciben demasiado daño para que el hígado se recupere.

Afortunadamente, en las condiciones adecuadas, el hígado puede mantenerse saludable o curarse independientemente de la afección, ya que puede auto-reparar el daño celular. Hay muchas plantas medicinales para que el hígado permanezca fuerte y saludable. Los médicos pueden no mencionarlos (o ni siquiera lo saben), pero si investigas, encontrarás muchas hierbas beneficiosas como las que hoy te presentamos.

5 Plantas Medicinales para mantener la Salud del Hígado: Cúrcuma, Diente de León, Alcachofa..

Cinco Plantas Medicinales para el Hígado


Cuanto más serio es el problema del hígado, más hierbas se pueden utilizar. Para mantener la salud del hígado, vale la pena considerar uno o dos de los siguientes remedios naturales:

Remedio con Cardo mariano:


Cuando se trata de buenas hierbas para el hígado, esta es la más recomendada para las dolencias hepáticas y / o para proteger un hígado normal de las toxinas diarias. El cardo mariano está disponible en cápsulas o extractos, a veces se llama silimarina, que es el ingrediente activo que está en las semillas.

El cardo mariano es una planta floreciente de la familia de las margaritas, originaria de Europa, el norte de África y el Medio Oriente. Se ha demostrado clínicamente que mejora la función hepática y repara el daño hepático. Se recomienda el 80% de silimarina estandarizada en forma de píldora o extracto con dosis que varían de 100 a 1,000 mg.

Es común que las personas con problemas hepáticos tomen 300 mg tres veces al día. Ya sea que el hígado necesite curación o protección, el cardo lechoso se puede usar por el tiempo que alguien quiera. Lo mejor es usar semillas de cardo mariano para tinturas.

Remedio con Diente de León:

Esta es otra hierba segura del hígado a veces mezclada con cardo mariano en cápsulas, una excelente combinación. Algunos prefieren extractos o incluso tés hechos de diente de león. Esas malas hierbas de aspecto extraño con pequeñas flores amarillas de las que muchos se quejan cuando aparecen en el césped son dientes de león.

Además de ser una buena fuente de la mayoría de las principales vitaminas, la planta proporciona hierro, potasio y zinc. Su función más preciada es estimular la producción de bilis y su flujo entre la vesícula biliar y el hígado para mejorar la función hepática y la salud en general.


Raíz de Bardana para el hígado:

También se compran como trozos de raíz tosca que pueden convertirse fácilmente en tés. Este es un purificador de sangre favorito entre los médicos de medicina ayurvédica.

También estimula el flujo biliar al tiempo que ayuda a debilitar el hígado al purificar la sangre y restaurar las células dañadas. Los pequeños trozos de raíz de bardana son ideales para tinturas de bricolaje. Permita la hinchazón durante el proceso de remojo. Si alguna vez tienes la oportunidad de ver estas maravillosas hierbas para el hígado, no dejes pasar la oportunidad de obtenerlas.

Alcachofa para depurar el hígado:

Esta hierba también ayuda a la producción y flujo de bilis. Ayuda a prevenir cálculos biliares y también puede frenar dramáticamente la ictericia. Las hojas secas o las hojas secas y los botones florales combinados se usan para tinturas. Se puede hacer una tintura casera sin preocuparse por la hinchazón del trozo de raíz.

Cúrcuma para el las dolencias hepáticas:

La cúrcuma es la hierba más clínicamente probada y escrita para cualquier inflamación. Dado que la mayoría de las dolencias hepáticas son inflamatorias, es aconsejable incluirlas en un protocolo de curación del hígado.

Las cápsulas de curcumina están disponibles. Pero para garantizar la máxima absorción, obtenga aquellos que incluyen piperina, un ingrediente activo de la pimienta negra que ayuda a extraer los nutrientes de los alimentos considerablemente.

Algunos también sugieren vaciar el contenido de la cápsula de curcumina en un poco de aceite de oliva virgen extra y derribarlo. Tradicionalmente, la cúrcuma se mezcla con una grasa calentada, como gee, leche o aceite de coco para mejorar la biodisponibilidad de la curcumina de la cúrcuma.

Conclusión
Bueno, espero que tu hígado esté perfectamente por muchísimo tiempo, pero recuerda que prevenir es curar y que una limpieza a tiempo puede evitarte problemas. Si ya tienes alguno de los síntomas no te agobies y pasa a la acción, es posible curarlo sin mayores complicaciones, sólo con el conocimiento y un poco de paciencia!.

Comentarios

tienda herbolario

Entradas populares

▷ Propiedades del Kalanchoe | Terápia y Remedio

✅ Cómo Hacer Aceite de Caléndula u Oleato

Jarabe de Ortigas contra la Tos

Pomada o Ungüento de Kalanchoe para la Piel | Terapia y Remedio

Remedio Natural para el Dolor de Cabeza

Cómo Hacer Tintura de Salvia